Línea Uno CDH

Covid-19 Info

Consejo de Desarrollo Hispano.
Boletin 30. Octubre 29, 2020

Octubre arrasó con una ola electoral

por Sandra Farías

Las mascarillas y las restricciones de movimiento y actividades no impidieron que el ejercicio democrático se ejerciera a pleno en varios países y ciudades del mundo este octubre.

 

Desde Nueva Zelanda a Bolivia y Chile en América Latina, hasta Columbia Británica, Saskatchewan y Toronto en Canadá los pueblos se hicieron escuchar. 

 

La ola electoral trajo resultados impactantes que marcan un renacer de las fuerzas de centroizquierda, en una señal clara de que el encierro sirvió para reflexionar sobre la urgencia de los problemas colectivos y comprender que los remedios individuales a los problemas comunes poco y nada ayudarán a la sobrevivencia de nuestra especie. Repasemos entonces que aprendimos en este mes que pasó. 

 

Nueva Zelanda

 

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, ganó un segundo mandato en una victoria aplastante del Partido Laborista liberal y una mayoría absoluta de los escaños en el Parlamento, algo que no había sucedido hace 24 años. Normalmente, los partidos deben formar alianzas para gobernar, pero esta vez los laboristas podrán hacerlo solos. En un discurso de victoria frente a cientos de seguidores en Auckland, Ardern -quien incluso dio a luz en su primer mandato y defiende la llegada de inmigrantes - dijo que su partido había recibido más apoyo de los neozelandeses que en cualquier momento en al menos 50 años.

 

Bolivia

 

El candidato del partido Movimiento al Socialismo, Luis Arce, un estratega de los logros económicos de los tres gobiernos anteriores de Evo Morales, ganó sólidamente las elecciones presidenciales con un 55,10 por ciento, en un escenario que pocos hubieran imaginado luego del golpe de Estado de noviembre del año pasado que obligó a Morales a exiliarse, primero en México y finalmente en Argentina.

 

Con esta victoria del MAS quedaron sepultadas por 3,4 millones de votos las denuncias de fraude de la Organización de Estados Americanos OEA conducida por Luis Almagro, el jugador uruguayo estelar del secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo en la región. Recordemos que, en las elecciones previas al golpe, Morales había ganado un cuarto mandato con un 47% de apoyo.

 

Chile

 

Hasta el pasado domingo 25 de octubre las generaciones de jóvenes chilenos nunca habían podido expresar de manera contundente y legítima su condena a la dictadura, ya que en el referéndum de 1988 no tenían la edad suficiente para sufragar o aún no habían nacido. Esa asignatura estaba pendiente, pero ahora con una abrumadora mayoría de más del 80 por ciento, la población decidió enterrar a esa constitución vigente para iniciar un período de cambios sociales e institucional estructurales sin precedentes. Que paradoja que justo en el año en que la incertidumbre parece ganar terreno en todo el mundo, los chilenos salgan a apostar por un cambio de rumbo aún incierto, pero con tanta decisión. No en vano la sociedad chilena ha sido terreno fértil de experimentos sociales para economistas y torturadores. El plebiscito demostró una vez más que en su mayor parte, con las excepciones de los barrios “altos”, es una sociedad que ya le ha perdido el miedo a todo.

 

Columbia Británica y Saskatchewan

 

Sin sorpresas, Scott Moe, gobernador de la provincia central de Saskatchewan logró renovar su mandato para un cuarto período. El partido de Moe representa una mezcla de conservadores y liberales de centro derecha que sacaron del poder en el 2007 a la tradicional fuerza política de la provincia, el NDP.

 

En tanto, la provincia más cálida de Canadá ha consolidado al NDP, dándole 55 escaños y el 45 por ciento del voto popular a John Horgan, quien se convirtió en el primer Primer ministro del NDP en Columbia Británica. Esta fue además la primera elección en la historia de la provincia en la que el NDP recibió la mayor cantidad de votos, sin que se produjera una división significativa entre varios partidos de centro derecha.

El gobierno previo de Horgan tenía acumulados éxitos suficientes al mantener a su provincia como la economía de más rápido crecimiento en el país. Con Vancouver a la cabeza, es una provincia que se ha movido lenta pero seguramente hacia la izquierda en las últimas décadas. Y ahora tiene un primer ministro con más capital político que cualquier gobierno del NDP en una generación, que permite una excelente base de contrapoder para el futuro del líder nacional Jagmeet Singh. Para el Partido Verde el resultado del oeste no fue el esperado pese a que su líder provincial, Sonia Furstenau, sostuvo que continuara controlando de cerca a la gestión provincial.

 

Toronto

 

Mientras tanto, desde Toronto la reciente líder nacional del Partido Verde, la abogada Annamie Paul aspiraba poder alcanzar un curul en el Parlamento en las elecciones del distrito Toronto Centre, pero no alcanzó a reunir suficientes votos y perdió ante la candidata de los Liberales, la periodista Marci Ien, quien obtuvo 10,572 votos. En York Centre los resultados también fueron a favor de la candidata Liberal, Ya´ra Saks, que superó tan por sólo 4 puntos de diferencia al candidato conservador. En este distrito, la única candidata latino Hispana, del NDP, Andrea Vázquez Jimenes consiguió poco más de mil votos. Los resultados si bien no sorprendieron, demostraron que la segunda ola ha impactado a esta by-election, ya que la participación de votantes cayó más de un 30 por ciento en ambos distritos. Esto afectó sobre todo a la campaña de Paul, una activista con enorme potencial de crecimiento en las bases, por ser la primera mujer negra y la primera líder judía de un partido federal en Canadá.

 

Trudeau superó un voto de confianza

 

Para el gobierno en minoría del Primer Ministro, Justin Trudeau octubre le significó un camino cuesta arriba, mientras la oposición conservadora se encargó de minar toda posibilidad de consenso, al tratar de formar una comisión que revise todos los documentos del acuerdo entre la non-profit We y el gobierno.  "Entiendo que los conservadores están en una mala situación porque estamos ayudando a la gente directamente y todo lo que pueden hacer es criticar", dijo Trudeau. "Pero en algún momento, si van demasiado lejos y hacen que las cosas sean realmente tóxicas, tenemos que verificar la confianza de la Cámara, y eso es lo que han decidido hacer".

 

Algo similar intentó el líder del NDP al proponer un comité liderado por la oposición para investigar los gastos del gobierno, específicamente los subsidios otorgados durante la pandemia. Singh dejó claro que, en vez de llamar a elecciones, Trudeau debe responder ante la ciudadanía. El bloque Liberal en el Parlamento comandado por Pablo Rodríguez consideró estos reclamos ¨una paralización del gobierno¨ y llamaron a un voto de confianza que terminó con el rechazo de las mociones, 146 a 180, ya que ni el NDP, ni el Partido Verde ni los legisladores independientes se sumaron a la moción del Partido Conservador y Parti Québécois, lo cual de prosperar hubiera significado un llamado a elecciones, algo que ninguno de los opositores está preparado para enfrentar durante este sostenido brote de Covid-19. Es que nadie quiere salir de su burbuja después de ver la experiencia de campaña en Estados Unidos, cuyos inciertos resultados causan cuanto menos ansiedad y nerviosismo de este lado de las fronteras.